Psicología cognitiva conductual

El trastorno de ansiedad

Trastornos de ansiedad

Cuando nos referimos a trastornos de ansiedad hablamos de un espectro muy amplio de sensaciones, éstas pueden ir desde un ligero malestar repetido en el tiempo ante una situación determinada hasta episodios de terror absoluto.

La mayoría de las personas experimentan ansiedad y nerviosismo en algún momento de su vida en previsión de una situación real. Sin embargo, si una persona no puede deshacerse de la ansiedad injustificada, o si los sentimientos van tan lejos como para evitar las actividades diarias, es muy probable que sufra de un verdadero trastorno de ansiedad. Los síntomas podrían ser:

1. Ansiedad crónica y excesiva

2. Tensión e irritabilidad que parecen no tener ninguna razón de ser o son más intensos de lo que la situación justifica.

3. Manifestaciones físicas como inquietud, dificultad para conciliar el sueño o permanecer dormido, dolores de cabeza, temblores, tensión muscular o sudoración.

El diagnóstico formal del trastorno de ansiedad suele suceder cuando una persona pasa al menos seis meses padeciendo estos síntomas a diario. Sin embargo, también puede suceder que la persona sufra síntomas incapacitantes o perturbadores que pueden aparecer por períodos de tiempo más cortos, y esto también justificaría un tratamiento.

El tratamiento en los trastornos de ansiedad

La ansiedad es uno de los trastornos mentales más comunes y fácilmente tratables. Los tratamientos eficaces incluyen terapia cognitivo-conductual, técnicas de relajación y biorretroalimentación para controlar la tensión muscular. También pueden ser necesarios medicamentos contra la ansiedad.

Los ataques de pánico

Las personas con ataques de pánico se enfrentan a un terror intenso y repentino que se manifiesta sin previo aviso. Incapaces de predecir cuándo van a tener un ataque de pánico, muchas personas viven con ansiedad persistente. Los síntomas suelen ser: palpitaciones, dolor en el pecho, mareos, náuseas, dificultad para respirar, temblores, asfixia, miedo a morir, sudoración, sensación de irrealidad, entumecimiento u hormigueo, sofocos o escalofríos, y sensación de estar fuera de control o de volverse loco.

La mayoría de los ataques de pánico duran sólo unos minutos, pero a veces duran diez minutos y, en raras ocasiones, hasta una hora. Pueden ocurrir en cualquier momento, incluso durante el sueño. Es imprescindible acudir a un psicólogo especializado en trastornos de ansiedad en Barcelona para que nos haga un tratamiento adecuado a nuestra sintomatología y a nuestro caso en particular.

El tratamiento suele ser una combinación de terapia y medicamentos, pues es el enfoque más eficaz para ayudar a las personas a controlar sus síntomas. Con un tratamiento adecuado se ayuda al 70-90% de las personas con trastornos de pánico, y generalmente dura entre seis a ocho semanas, aunque como sabemos esto nunca es matemático pues dependerá de la predisposición del paciente a curarse, de la gravedad de sus síntomas y de otros muchos factores que pueden rodearlo.

Artículos relacionados

One thought on “El trastorno de ansiedad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *