Psicología cognitiva conductual

Qué es el autismo

que es el autismo

El autismo se define como un trastorno profundo del desarrollo del cerebro. A pesar de lo que comúnmente la gente piensa, no es una enfermedad, es una condición.

Las personas con autismo tienen tres tipos de síntomas: baja interacción social, problemas con la comunicación verbal y no verbal, y actividades e intereses inusuales o severamente restringidos. Estos síntomas no siempre son exactamente igual en todos los afectados, pueden variar bastante, tanto en grado como en el tipo de intereses que desarrollan. Una de las particularidades menos conocidas de esta condición es que las personas con autismo a menudo tienen reacciones anormales al ruido, al tacto u otra estimulación sensorial, de algún modo es como si vivieran en una burbuja y los estímulos externos les resultaran extraños y a veces amenazantes.

Los síntomas generalmente surgen durante los primeros tres años de infancia y duran toda la vida. Estudios recientes afirman que algunas personas tienen una predisposición genética al autismo. Los investigadores están buscando pistas sobre los genes que contribuyen a esta mayor vulnerabilidad. Estas investigaciones también han encontrado anomalías en varias áreas del cerebro que sugieren que el autismo es el resultado de un trastorno del desarrollo cerebral fetal temprano.

El autismo afecta a entre 10 y 20 personas de cada 10.000, dependiendo de los criterios diagnósticos utilizados, y es aproximadamente cuatro veces más común en los hombres que en las mujeres. La pregunta es: ¿Hay una cura? Actualmente no existe una cura para el autismo, pero un tratamiento adecuado puede promover un desarrollo relativamente normal y reducir los comportamientos que más perjudiquen a la persona.

¿Cuál es el pronóstico de una persona con autismo en Barcelona?

Las personas con autismo tienen una esperanza de vida normal, como el de cualquier otra persona sin esta condición. En muchos niños los síntomas mejoran con el paso de los años y es sabido que muchos de ellos de adultos llevan una vida normal o casi normal. En la adolescencia, los problemas de conducta pueden empeorar y los padres deben estar preparados para ajustar el tratamiento psicológico y/o farmacológico a medida que cambian las necesidades del niño.

Una situación relacionada con la enfermedad es que alrededor de un tercio de los niños con trastornos del espectro autista eventualmente desarrollan epilepsia, algo que suele preocupar mucho a los padres pero que afortunadamente también tiene un tratamiento médico.

Desde Psicologos Barcelona queremos que cualquier padre de un niño con autismo entienda que sus hijos pueden ser tan felices y funcionales como cualquier otro. A veces estas personas son particularmente funcionales en su campo de interés. Todo el mundo sabe que Isaac Newton, Albert Einstein, Bill Gates o Amadeus Mozart eran autistas. Quizás el mundo necesite personas con cerebros capacitados con un desarrollo distinto para evolucionar.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *