Psicología clínica

La Esquizofrenia, una enfermedad que te transporta a otra realidad

Esquizofrenia

La esquizofrenia a menudo se conoce como una «doble personalidad». Esto es un malentendido porque la persona con esquizofrenia no tiene una personalidad distinta como se ve en el trastorno de identidad disociativo (trastorno de personalidad múltiple). En cambio, se caracterizan por psicosis con, por lo general, dos o más de los siguientes efectos: delirios, alucinaciones (visuales o auditivas), discurso desorganizado (descarrilamiento del habla o incoherencia), comportamiento desorganizado o catatónico, o síntomas negativos como aplanamiento del afecto o falta de motivación.

Los delirios que se experimentan no son simples trastornos de la visión. Muy al contrario suelen ser absolutas enajenaciones de la realidad. Podría ser que la persona crea que tiene poderes especiales, o podría pensar que sus padres son marcianos. Imaginarse víctima de una persecución también es común. Las alucinaciones son reportadas por alrededor del 70% de los esquizofrénicos, el 95% de los casos dicen que son auditivas y el 40% visuales (hay alguna superposición porque algunas personas con esquizofrenia tienen tanto auditivas como visuales). Las alucinaciones auditivas pueden sentirse como susurros de otras personas, ordenándoles que hagan cosas, comentando sus acciones, sugiriendo cursos de acción. Las órdenes pueden provenir de personas que conocen (un pariente fallecido por ejemplo) o extraños que aseguran no haber visto nunca antes. Las alucinaciones visuales pueden ser disparatadas y aterradoras, incluso amenazantes. Pueden ver cosas como serpientes arrastrándose sobre sus cráneos, sangre fluyendo de la gente, criaturas saliendo de las paredes, cualquier elemento fuera de todo sentido común y que en muchos casos simbolice algo que les provoque pánico. Menos comunes son las alucinaciones táctiles en las que el paciente oye insectos y hormigas arrastrándose sobre o debajo de su piel.

Desde el principio, la persona esquizofrénica cree firmemente en su delirio y siente sus alucinaciones como reales. Después de un período de tiempo en el que están muy confundidos, tienen una catarsis en la que sienten que todas las alucinaciones tienen pleno sentido y se conectan entre ellas. Sin embargo, esto generalmente no tiene sentido para nadie más que para ellos. Podría ser «El CNI me investiga mientras duermo y me envía pensamientos». A medida que aumenta la terapia, la gestión de su medicación, y con mucha perseverancia y paciencia, estas declaraciones comienzan a suavizarse. Por ejemplo, la persona que padece esta enfermedad ya podría afirmar «El CNI envía pensamientos a mi cabeza», y más tarde, a medida que evoluciona ya podría incluso dudar: «ya no estoy tan seguro de si es el CNI quien me investiga y quien envía esas órdenes». Finalmente podría decir «he aprendido a no prestar atención a estas ideas sobre el CNI. Sólo me meten en problemas». Lo que ocurre en esta transición no es una remisión completa del pensamiento, sino un ablandamiento de alucinaciones, que todavía están presentes, pero en una medida más manejable.

La esquizofrenia generalmente aparece en la adolescencia o la edad adulta temprana. Los primeros síntomas son muy agudos y muy desconcertantes, tanto para ellos como para los que les rodean. Más tarde el comportamiento suele evolucionar hacia la retirada social, deterioro de su imagen, mala higiene, disminución de las muestras de afecto hacia otros, vaguedad en el habla y en las acciones del día a día, pensamientos ilógicos, incapacidad para alejar el pensamiento de ciertas ideas, pensamientos persecutorios y delirantes y pérdida de la identidad que se había tenido hasta entonces.

Es un camino difícil tanto para los afectados como para aquellos que los rodean, una enfermedad sin cura y dolorosa y desesperante para todas las partes. Sin duda es totalmente necesario poder recurrir a profesionales de la salud psíquica, tanto psicólogos como psiquiatras, para poder adoptar una actitud saludable y sostenerla en el tiempo .

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *