Psicología de la salud

Cómo prevenir el Alzheimer

Evitar el alzheimer

No se conoce por qué pero en el cerebro de algunas personas -las que acaban sufriendo Alzheimer- se van acumulando unas placas amiloides (formadas por una especie de proteína) en las zonas cerebrales donde se guardan los recuerdos. Primero llegan los primeros despistes que se van haciendo cada vez más frecuentes y evidentes, luego se olvidan situaciones cercanas pero paradójicamente se recuerdan las más lejanas en el tiempo. Poco a poco la persona va olvidando a sus allegados y también los actos más comunes como lavarse o peinarse.

Es un proceso doloroso para la persona que lo sufre pero también lo es para las personas que lo rodean y lo quieren, pues es muy duro ver la perdida de las capacidades cognitivas de nuestro ser querido. Son estas personas, tanto los afectados directos como los familiares del enfermo, quienes a menudo recurren a terapias de ayuda psicológica para aprender a convivir con la enfermedad y a gestionar su dolor y sus miedos.

En España hay unas 80.000 personas afectadas de Alzheimer y se prevé que en 2050 la cifra supere los 2 millones. Ese aumento es, en parte, lógico si tenemos en cuenta que es una dolencia ligada a la edad avanzada. Parece ser uno de los tributos a pagar por vivir cada vez más años.

Pero también es cierto que el cerebro puede ser uno de los últimos órganos en deteriorarse y que cada vez disponemos de más estímulos y más herramientas a nuestro alcance para evitar que su deterioro se produzca de forma precoz.

Factores de riesgo

El Alzheimer es una de las enfermedades que más se resiste a ser conocida en profundidad, aunque últimamente también es una de las más estudiadas.

Los expertos no dudan que en un futuro cercano se llegarán a conocer los misterios que hoy guarda, como la razón última de su aparición o el cómo se puede frenar eficazmente.

De momento, se conocen varios factores de riesgo. Algunos de ellos son inevitables (como la genética heredada de nuestros mayores), pero otros si se pueden eludir. Y es conveniente hacerlo para reducir al máximo las probabilidades de acabar con una demencia: 

  1. Herencia. En un 10 % de los casos de Alzheimer hay una determinación genética que hace que esa persona acabe teniéndola. Esto es más notorio cuando aparece antes de los 65 años. En los casos en que el progenitor la tuvo pero a una edad avanzada el riesgo no es tan evidente.
  2. Una mala alimentación y la falta de ejercicio. Los hábitos de vida inadecuados pueden tener muchísimas consecuencias negativas para la salud, pero una de ellas es el favorecer el deterioro de la mente y propiciar la demencia.
  3. El tabaco. El tabaquismo duplica el riesgo de Alzheimer. Está comprobado que fumar 10 cigarrillos al día pueden aumentar un 37% el riesgo de padecer Alzheimer, dos cajetillas diarias lo elevan al 114%.
  4. Los problemas cardíacos. Si el corazón no bombea suficiente sangre se tiende a tener un deterioro cerebral mayor.
  5. La diabetes. Las personas con resistencia a la insulina son más propensas a acumular en su cerebro las “placas negras” que dan lugar al Alzheimer.

Recomendaciones para evitar el deterioro cognitivo

  1. Sal a pasear, muévete, haz deporte al aire libre.
  2. Haz sudokus, ajedrez, juegos de mesa, cualquier cosa que te entretenga y haga trabajar tu mente.
  3. Lee a diario. No importa si lees novela, diarios o revistas del corazón, cualquier cosa vale.
  4. Trata de cambiar algunos hábitos, evita la rutina. Viaja, cambia de ruta para ir al trabajo, incorpora nuevas actividades a tu día a día.
  5. Evita al máximo los fármacos (ojo, no los que te haya prescrito tu médico, pero sí evita automedicarte).
  6. Aprende a meditar. El yoga y el mindfulness te pueden ayudar muchísimo también.
  7. Aprende cosas nuevas: un nuevo idioma, un nuevo hobbie, busca algo que te estimule.
  8. Mantén un estilo de vida social. Haz amigos, cuida a tu familia, comparte tiempo de calidad con todos ellos.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *