Psicología clínica Psicología de pareja

Cómo ayudar a una persona con depresión

Depresion

La depresión puede convertir a un amigo o familiar feliz y dinámico en una persona completamente diferente. Es muy difícil ver a un ser querido luchando contra la depresión, y por supuesto que queremos ayudar, pero la depresión no es sólo un mal día, sino algo constante durante meses o años. Nuestro ser querido sencillamente no tiene la capacidad de sentirse feliz. La depresión es mucho más grave que las emociones que van y vienen en respuesta a los acontecimientos de la vida, la depresión lleva una sensación de hundimiento que impide continuar la vida diaria.

La depresión no es lo mismo para todos. Hay muchos síntomas y la experiencia de una persona puede ser completamente diferente de otra. Sin embargo, si crees que alguien que conoces tiene una tristeza demasiado profunda y resistente, busca los siguientes síntomas:

-Falta de energía

– Inquietud y nerviosismo

– Trastornos del sueño

– Pérdida de apetito

-Autodestrucción

Como puedes imaginar, también hay muchos signos emocionales de depresión, algunos de los cuales pueden parecer obvios, mientras que otros son más difíciles de identificar.

– Me siento triste y deprimido.

– Pérdida de interés por prácticamente todo.

– Aumento de la ansiedad

– Baja confianza en sí mismo y baja autoestima

– Sensación de desesperación.

Cuando sabes que alguien que amas está sufriendo de depresión, es posible que te sientas extremadamente indefenso. Crees que si pudieras decir lo correcto o hacer algo especial, podrías ayudarlos a mejorar. Sin embargo, no sabes qué decir o hacer. Intentas un enfoque suave, intentas un enfoque firme. Les das espacio, tratas de que se abran, sugieres cosas que crees que les pueden ayudar, les compras regalos, dices cosas alentadoras, te frustras, peleas. Sin embargo, nada de lo que haces parece cambiar nada.

Para alguien que vive con depresión, el apoyo de amigos y familiares puede marcar la diferencia, pero es difícil encontrar maneras de ayudar. Afortunadamente, hay cosas que podemos hacer para ayudar a nuestros seres queridos que sufren de depresión, pero lo principal es:

ESTAR AHÍ PARA ÉL O ELLA

SER CONSISTENTE

SER SIEMPRE BONDADOSO CON LA PERSONA, NO HACER NI DECIR NADA HIRIENTE

Una de las cosas más importantes que puedes hacer para ayudar a un amigo o ser querido con depresión es tu amor incondicional y apoyo. Esto significa ser comprensivo, paciente y alentador, lo cual no siempre debido a los desafíos que conlleva la depresión.

Normalmente se piensa que si uno es ponsitivo y se convierte en su animador personal, un día la otra persona se levantará y dirá: «¡Sí! La vida es hermosa, soy feliz y voy a hacer feliz a la gente que me rodea! «Pero ese no será el caso. Las infinitas muestras de positividad que le ofrezcamos no son útiles, hacen más daño que bien. Para ellos es frustrante recibir esos comentarios. Les recuerda que no están llenos de alegría. Sé que se ven tristes y a veces se sienten increíblemente deprimidos, pero alentarlos no ayuda. Tienen una ausencia total de emoción y no puedes arreglar algo que no existe.

¿Qué debemos hacer entonces? Pues simplemente estar ahí. Recuérdale que esto es sólo temporal. No les digas que siga intentándolo, pero recuérdale que hay una luz afuera. Escucha y valida sus sentimientos sin tratar de manipular o consolar a la persona. No ofrezcas opiniones ni consejos.

Puede ser frustrante ver a un amigo deprimido o familiar luchando contra la depresión, especialmente si el progreso es lento o estancado. La paciencia es importante. Incluso con el mejor tratamiento, la recuperación de la depresión no ocurre de la noche a la mañana.

Si bien no puedes controlar la recuperación de otra persona, puedes comenzar a animar a la persona deprimida a buscar ayuda. Puede ser difícil conseguir que una persona deprimida reciba tratamiento, pero según un estudio reciente publicado en el International Journal of Psychiatry, las personas deprimidas que buscan tratamiento pueden llevar vidas más saludables y equilibradas. Ten en cuenta que la depresión afecta a la energía y a la motivación, por lo que incluso ir a una cita o ver a un médico puede parecer intimidante. Ayuda a tu ser querido a explorar las opciones de tratamiento y seguir el tratamiento prescrito.

Otras recomendaciones:

  • Anímale a seguir pautas saludables de vida como es comer saludable y hacer deporte, ayudará muchísimo a su química cerebral y a que se sienta bien.
  • Sólo escúchale cuando hable de su malestar. Intenta utilizar frases como éstas:
    • No estás solo en esta lucha.
    • Estoy aquí para ti.
    • Me preocupo por ti.
    • Dime cómo puedo ayudarte.
    • Evita utilizar frases como éstas: Sé como te sientes, intenta ver lo positivo, todo el mundo se siente mal a veces o sal del hoyo donde estás metido.
  • Cuídate a ti mismo. Pasar una cantidad importante de tiempo con alguien que sufre depresión clínica puede ser agotador en ocasiones. Si no te tomas tiempo para cuidarte a ti mismo y disfrutar de tu propia vida, te expones a un mayor riesgo de estrés y bajo estado de ánimo.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *